Salta al contenido

Del 14 de mayo al 25 de julio 2021
Espai Cultura Fundació 1859

Actividad organizada por:
Fundació 1859

Alec Wainman (1913-1989), pacifista, cuáquero y apolítico, a los 23 años se embarcó en un viaje de dos años hacia España como voluntario de la Unidad Médica Británica (BMU). Su intención era apoyar en el pueblo que se resistía al golpe de estado fascista.

Wainman como buen fotógrafo aficionado hizo el viaje con su cámara Leica, junto con su habilidad con los idiomas fue capaz de aprender con fluidez catalán, vasco y castellano dándole la oportunidad de acercarse mucho a la gente. Esto le permitió documentar la vida diaria de la gente en aquel momento tan duro.


La exposición nos presenta una recopilación de fotografías históricas y únicas. Esta selección pone caras y narra historias de la gente que tuvo la suerte de cruzarse con la vida de Alec Wainman mientras desarrollaba su tarea como voluntario, pero también como fotógrafo que iba documentando estas situaciones e historias que ahora nos dan tanta información de cómo era el día a día de aquel momento único.

Estas fotografías acompañaron a la Alec hasta el 1975, fue entonces cuando un editor de Londres le contactó para publicarlas junto con su diario y correspondencia, pero lamentablemente al poco de haberlas enviado, la editorial quebró sin haber llegado a publicar nada y todo el material se dio por perdido.

El Año 1989 Alec Wainman murió sin haber podido recuperar su colección.

No fue hasta después de una investigación de casi cuarenta años que el hijo de Alec Wainman, John Alexander Wainman, fue capaz de recuperar los 1.650 negativos cuando contactó por casualidad con Jeanne Griffiths, editora de Time-Life, que había obtenido todo el material del editor de Londres una vez este murió.

Así una vez toda la obra de su padre fue recuperada se comprometió a hacer difusión siendo esta exposición una de las muchas se han podido hacer gracias al gran trabajo documental hecho por Alec Wainman.

Ámbitos de la exposición:

 

Barcelona epicentro revolucionario
Barcelona era el epicentro donde confluían todos los matices de la izquierda republicana. Voluntarios de las diferentes democracias del mundo viajaron a España para dar respuesta a las consecuencias que podía tener por el resto del mundo la derrota de la República Española.

Educación y lectura
Convertir los súbditos en ciudadanos era el proyecto central de la república Española y por eso se construyeron miles de escuelas convirtiéndose en "la República de los maestros". Por este motivo los maestros resultaron la principal víctima de la revuelta militar.

Tierra y pueblo
Con su cámara Wainman no solo captó la tensión y tristeza de la situación del momento, también captó e inmortalizar los paisajes, el arte y el patrimonio industrial.

Solidaridad mundial

Voluntarios de todo el mundo, con profesiones muy diversas, vinieron para dar asistencia sanitaria en la República. A pesar de que las condiciones difíciles y complicadas se hizo historia médica en muchos sentidos y muchos de los voluntarios se convirtieron en héroes desconocidos.


Actividades complementarias

Iniciació a la fotografiaIniciació a la fotografia

Teléfono

93 728 66 50

Correo electrónico

espaicultura@fundaciosabadell.cat


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *